12 hábitos productivos para trabajar desde casa

Trabajar desde casa es una alternativa en desarrollo, con usados y autónomos, desde secretarias hasta gerentes en general, gozando de los resultados positivos de una oficina en el hogar. Más allá de que todavía existen algunos críticos persistentes que insisten en que trabajar desde casa lleva a una menor eficacia, lo cada vez son más. los exámenes que prueban que los críticos están absolutamente equivocados.

Así sea que trabaje todos y cada uno de los días o de forma intermitente, existen algunos hábitos vitales que va a deber adoptar si quiere trabajar de forma productiva. Trabajar desde casa es un lujo para muchos, pero hay que trabajar duro y también inteligentemente para aprovecharlo al límite. De ahí que va a ser primordial adoptar algunos hábitos y prácticas:

1. Destina un área de trabajo

Lleva por nombre «oficina en el hogar» por una razón. Trabajar desde la cama no es la idea más clara de todo el mundo por el hecho de que las horas de trabajo han de estar precisamente separadas de las horas de reposo. Tampoco va a ser la idea más clara trabajar en el salón en oposición al TV por el hecho de que vas a tener la tentación de encenderlo. En su sitio, cree un espacio de trabajo designado; Idealmente, deberías tener tu oficina en el hogar, pero tampoco debe ser una habitación entera. Lo que habría de ser es un espacio o rincón libre de dispesiones que no se utilice para ningún otro propósito. Llegar a su «oficina en el hogar» designada le va a dar un tono de diligencia para concentrarse en su trabajo por el resto del día.

2. Vístete para el trabajo

La visión de trabajar en pijama puede ser tentadora para bastante gente, pero vestirse para el trabajo tiene una virtud sicológica real, aun en el hogar. Esto no quiere decir que debas emplear chaqueta y corbata, pero merece la pena tomarse el tiempo para quitarse la pijama y vestirse, puesto que esto te contribuye a estar activo y empezar el día. Esto le va a ayudar a poner su cabeza en «modo de trabajo» y eludir la tentación de quedarse en el descuidado «modo pijama». Además de esto, va a estar mucho más presentable tratándose de utilizar Skype o una interfaz de videoconferencia.

3. Empieze temprano

En el momento en que trabaja en la oficina, su salida matinal puede asistirlo a despertarse y sentirse listo para trabajar en el momento en que llegue a su escritorio. En el hogar, no obstante, el «viaje» de la cama a la PC puede ser considerablemente más bien difícil, y precisamente no nos va a dar tiempo para mantenerse lúcidos tanto como nos agradaría. Una manera de trabajar productivamente desde casa es hundirse en su lista de tareas tan rápido como se despierte. Empezar un emprendimiento temprano en la mañana puede ser la clave para progresar gradualmente en todo el día. En caso contrario, extenderás tu desayuno y vas a dejar que tu motivación se desvanezca de manera lenta.

4. Aprende a emplear la tecnología de la comunicación

Las llamadas telefónicas, los mails, los sms, la correo instantánea y el chat frente a frente son medios libres para los trabajadores recónditos. seguramente tenga una fuerte prioridad por uno de estos métodos. No obstante, para marchar de forma eficaz como teletrabajador, debe estudiar tantas herramientas como resulte posible. Por servirnos de un ejemplo, hay instantes en que una llamada telefónica sería una pérdida de tiempo pues un mail resolvería el inconveniente mucho más veloz. Asimismo hay instantes en que la correo instantánea no posee ninguna virtud sobre el chat de vídeo. Utiliza cualquier medio de manera sabia y mantente abierto a las distintas maneras de comunicación que están apareciendo.

5. Establece un horario fijo de trabajo

Visto que trabajes y vivas exactamente en el mismo sitio no quiere decir que tu trabajo haya de ser tu vida, o que ustedes 2 deban entremezclarse de forma poco saludable. Establece el comienzo y el desenlace del día en horas muy concretas y respétalas. No se habla solo de asegurarse de trabajar una alguna proporción de horas, hablamos de aumentar al máximo el tiempo que tiene. Empezar a las 8 a. m., por servirnos de un ejemplo, le brindará un punto de inicio concreto, en vez de un periodo raro de postergación y distracción. Pero finalizar, afirmemos, a las 5 de la tarde en horario, asimismo es provechoso. Trabajar desde casa puede nublar tu vida personal y laboral, saboteando a las dos partes. Para su salud psicológica, dibuje una línea clara entre ellos.

6. Detalla precisamente las ocupaciones para cada día

Hacer una lista de tareas para cada día que trabaja desde casa puede asistirlo a conseguir un indicio propósito de su trabajo en el trabajo. Asimismo te contribuye a no descuidarte ni perder el tiempo.

En la mayoría de los casos, es una gran idea hacer listas de tareas atentos, pero emplearlas para su trabajo desde casa es singularmente crítico. Organiza tus ocupaciones por prioridad, detallando qué ocupaciones efectuar al comienzo y cuáles en el final del día. Entonces, en el final del día, mira tu lista y mira todos y cada uno de los elementos que conseguiste llenar. Esto le va a dar la posibilidad de valorar su eficacia y modificar novedosas ocupaciones para los próximos días. Si tiene un calendario on-line, cree acontecimientos personales y recordatorios que le señalen cuándo cambiar de marcha y empezar nuevos negocios. calendario de Google plus te puede asistir bastante en este sentido.

7. Toma reposos intermitentes

Tal como es esencial vestirse como lo haría en una oficina, es primordial tomar reposos como lo haría en una oficina. Es otra virtud tener un espacio de trabajo designado en su hogar; En el momento en que llega el instante de un reposo, puedes salir y tranquilizarte en la cocina con un café o en la salón de estar un rato. Tomar un reposo despeja tu cabeza y te ofrece una visión refrescante, pero haz una distinción clara entre el tiempo de trabajo y el tiempo de reposo. No pierdas tu momento de libertad observando Youtube o las comunidades. Es esencial que la pausa esté distanciada de la pantalla del computador y del móvil.

8. Impide las relaciones familiares

No hagas del trabajo desde casa una actividad grupal. Cállate si es requisito y dile a tu familia, pareja o amigos que te traten tal y como si estuvieses en una oficina real y que respeten tu concentración y tu tiempo de trabajo. Charlar de forma regular con amigos o familiares en todo el día puede distraerlo y sacarlo de su «forma de trabajar».

9. Impide las comunidades

Las comunidades están diseñadas para pasar un buen tiempo explorando. Esto, no es necesario decirlo, salvo que estés Directivo de la red social, es malo para su eficacia.

Para contrarrestar la sencillez de empleo de las comunidades a lo largo del horario comercial, elimínelas de los links del navegador. Asimismo puede estimar trabajar primordialmente en una ventana de navegador privada o, si utiliza Google chrome, en una ventana de navegador en modo «Incógnito». Así, se afirma de cerrar sesión en sus cuentas y de que cada búsqueda en la página web no complete de forma automática la palabra que está escribiendo. Es una garantía de que no vas a tener la tentación de tomar bastantes reposos sociales en todo el día. Asimismo hay apps que limitan el tiempo que pasas en las comunidades.

10. Crea mini prácticas de trabajo

Las prácticas tienen la posibilidad de ser hastiadas, pero son fundamentales para estructurar tus días. Crea prácticas concretas en tus días de trabajo desde casa para guiarte a ingresar en el fluído de trabajo. Por poner un ejemplo, puede leer sus mails por la mañana mientras que desayuna y después pasar 15 minutos esbozando una lista de tareas para el día. Si hace esto todas y cada una de las mañanas, va a ser mucho más simple para usted caer en este hábito y llevar a cabo una transición sin inconvenientes a su horario de trabajo. En el final del día, en el momento en que esté mucho más fatigado, posiblemente quiera ocuparse a efectuar las ocupaciones mucho más rutinarias. Exactamente el mismo género de rutina se puede utilizar a los reposos.

11. No debes quedarte en el hogar

Posiblemente poseas demasiadas dispesiones en el hogar: la familia, las tareas del hogar, el timbre de la puerta… Si tu home office está caído, puedes llevarte el trabajo a distancia fuera de casa. Los cafés, las bibliotecas y otros espacios públicos tienen la posibilidad de asistirlo a emular la energía de una oficina a fin de que logre ser productivo aun en el momento en que no se halle de manera oficial en un espacio de trabajo. Asimismo puede ser útil aclarar la cabeza ocasionalmente.

12. Recompénsate por un trabajo bien hecho

En el momento en que acabas un óptimo trabajo, te mereces una recompensa. Siéntase libre de tomar un reposo, tomar un tazón de té o café, tras pasar un obstáculo esencial, o tomar un largo reposo tras finalizar esta pesada labor. Recompensarte apropiadamente en todo el día te ofrece una contestación efectiva a tus éxitos. El ambiente de su hogar tiene considerablemente más chances para la relajación y el placer que su oficina, conque aprovéchelas.

Mantén estos hábitos en tu rutina laboral y diviértete con todos los resultados positivos de trabajar desde casa sin sacrificar tu eficacia. Si recién está empezando a trabajar desde casa, tenga presente que cada individuo trabaja de forma diferente y va a llevar cierto tiempo hallar una instalación que ande mejor para usted. Comprométase con sus propósitos, realice cambios pequeños y graduales y cree un sistema prácticamente especial.

¡Aviso de Fb para la UE!
¡Debe comenzar sesión para poder ver y difundir comentarios en FB!


Post a Comment

× Enviar mensaje